martes, 13 de septiembre de 2016

+ EL CICLO EMOCIONAL DEL CAMBIO

No hay Desarrollo Personal sin cambio. En algunos casos se trata de un cambio rápido, profundo y radical, en otros casos se produce una transformación lenta y gradual, pero lo cierto es que para crecer y alcanzar ciertas metas, es imprescindible cambiar. Sin embargo, aunque somos conscientes de la importancia del cambio, a menudo nos resistimos.
Quien más y quien menos, todos tenemos una idea de las cosas que deseamos cambiar en nuestra vida. Sin embargo, normalmente olvidamos un detalle muy importante: todo cambio implica un camino de transformación. Si no conocemos ese camino, corremos el riesgo de volver al punto de partida una y otra vez.



En este sentido, en la década de 1970 los investigadores estadounidenses Don Kelley y Daryl Conner notaron que muchas personas que afrontaban un cambio pasaban a través de una serie de fases, cada una diferente y matizada por distintos estados emocionales. Así descubrieron el “ciclo emocional del cambio”, compuesto por cinco fases.



Fase 1 – Optimismo injustificado
Se trata de una fase en la que estamos esperanzados, tenemos mucha ilusión con el proyecto y nos entusiasma esa nueva meta. Durante esta etapa prácticamente creemos que somos invencibles, estamos dispuestos a comernos el mundo y pensamos que nada ni nadie nos podrá detener. Obviamente, se trata de una sensación engañosa, una especie de optimismo tóxico que puede llevarnos a cometer diferentes errores y tomar decisiones precipitadas.
Sin embargo, no es necesario alarmarse demasiado porque esta fase en la que estamos llenos de energía y altamente motivados no suele durar mucho. Aún así, se trata de una etapa esencial para cimentar el proyecto ya que podemos canalizar toda esa energía en sentar unas bases sólidas que nos permitan seguir adelante cuando las fuerzas vayan disminuyendo.


Fase 2 – Pesimismo justificado
Después de varios días o semanas, nos resulta imposible continuar desplegando ese nivel de energía. Por si fuera poco, nuestro proyecto choca con el muro que llamamos “realidad”. En ese momento, las dificultades que comenzamos a encontrar a lo largo del camino generan frustración y como los resultados todavía no llegan, también nos sentimos desmotivados.
En esta fase normalmente nos asaltan las dudas. Nos preguntamos si debemos continuar, si realmente alcanzaremos la meta, si no nos habremos equivocado o si tendrá sentido continuar por ese camino. Esta mentalidad negativa hace que entremos en lo que podríamos denominar: “el valle de la desesperación”, que es la tumba del cambio.

Es en este punto, de la motivación inicial no queda ni rastro, la fuerza de voluntad es un recuerdo lejano y el entusiasmo es una palabra carente de sentido. Delante de nosotros vemos solo un desierto árido, por lo que la mayoría de las personas se dan por vencidas.
Sin embargo, el problema no es que tiren la toalla, es perfectamente comprensible que cambiemos de rumbo si nos damos cuenta de que nos habíamos embarcado en un proyecto sin pies ni cabeza. El problema radica en que muchas de estas personas oscilan durante toda su vida de una etapa de exaltación provocada por una nueva meta, a la depresión y la frustración por no alcanzar el objetivo. Las personas que suelen abandonar sus proyectos en la etapa de pesimismo justificado viven en una montaña rusa emocional marcada por los fracasos.

Fase 3 - Realismo motivador
Una vez que se supera el valle de la desesperación, recurriendo fundamentalmente a la fuerza de voluntad, se instaura el mecanismo de realismo motivador. En práctica, se trata de una etapa en la que aprendemos a centrarnos en el trabajo duro, pero sin desmotivarnos y, sobre todo, encontrando un ritmo de trabajo que no sea agotador.
En la fase anterior solo veíamos la escalera que debíamos subir, pero en esta fase aprendemos a centramos simplemente en cada escalón, planeamos cómo subirlo y cuando lo logramos, nos sentimos satisfechos por ello.
Esto significa que estamos atravesando una etapa marcada por pequeños logros, precisamente el tipo de trabajo que se necesita para alcanzar una gran meta y del que casi nadie habla. En esta fase es fundamental mantener una actitud pragmática, concentrarse en las tareas y felicitarse a cada paso, aunque sea pequeño.
Básicamente, se trata de una fase en la que aún no vemos el final, pero volvemos a recuperar la confianza en nuestras capacidades y, poco a poco, empezamos a ver pequeños resultados, lo cual nos mantiene motivados.

Fase 4 - Optimismo justificado
Cuando permanecemos focalizados en las tareas cotidianas durante un periodo de tiempo suficiente, normalmente unos 90 días, que es el lapso que se necesita para consolidar un hábito, entraremos en una fase emocional muy positiva, que podemos llamar optimismo justificado.
En esta etapa finalmente nos damos cuenta de que todo fluye como debería. Las dudas que quedaban se diluyen porque aumenta la confianza en nuestras capacidades. Además, en esta fase ya conocemos los obstáculos que pueden aparecer y sabemos cómo superarlos.
Aún no hemos logrado la meta, pero ya podemos ver algunos resultados y estos nos llenan de satisfacción y optimismo. En esta fase suele ser muy útil ayudar a otras personas que están persiguiendo tu mismo objetivo y se encuentran en las primeras fases del camino. Al ayudar a los demás, cimentarás tu propio cambio y te darás cuenta de lo duro que has tenido que trabajar para llegar hasta ese punto.


Fase 5 – Conclusión
Se trata de la fase final, en la que finalmente podemos celebrar porque hemos logrado el cambio que perseguíamos. Sin embargo, es curioso que en muchos casos, después de un arduo periodo de entrega y sacrificio, muchas personas no sienten la alegría que pensaban y, en su lugar, experimentan una profunda sensación de vacío.
Esa sensación de vacío generalmente proviene del cansancio por el esfuerzo realizado, o de haber concentrado todas tus fuerzas en un solo objetivo por lo que ahora, de pronto, una vez alcanzado, puedes sentirte un poco desorientado.
Sin embargo, es importante que tu cerebro comprenda que has hecho algo genial y que mereces premiarte por ello. No dejes que esa sensación de vacío nuble lo que has conseguido. Es probable que muy pronto tengas un nuevo proyecto entre manos, así que limítate a descansar y disfrutar de lo que has logrado.
Recuerda que concluir un círculo virtuoso y recompensarte por ello te servirá de inspiración y motivación para futuros cambios o para alcanzar metas aún más ambiciosas.

Fuente:
Jones, J. & Pfeiffer, J. W. (1979) The 1979 Annual Handbook for Group Facilitators. California: Wiley.


Artículo tomado del Rincón de la Psicologia - Jennifer Delgado-  http://www.rinconpsicologia.com/

miércoles, 7 de septiembre de 2016

+ "CEREBRO LLUVIOSO, CEREBRO SOLEADO"

En su libro ‘Cerebro lluvioso, cerebro soleado: cómo entrenar a tu cerebro para superar el pesimismo y alcanzar un resultado más positivo ("Rainy Brain, Sunny Brain: How to Retrain Your Brain to Overcome Pessimism and Achieve a More Positive Outlook), la psicóloga Elaine Fox, profesora de Psicología Cognitiva en la Universidad de Essex, aborda el tema de cómo podemos modificar nuestro cerebro a partir de cambiar nuestras cogniciones (nuestra forma de reconocer, interpretar y aprender del mundo).


En su libro expone diferentes técnicas que "nos muestran que la mente del pesimista está atraída imperceptiblemente hacia lo negativo mientras que lo positivo es un imán para el optimista.
Estas diferencias se deben a patrones específicos de actividad dentro del cerebro. Se trata de conjuntos de fibras nerviosas que conectan las dos caras de nuestra mente emocional; nuestro cerebro “pensante” con regiones antiguas que controlan nuestro primitivo cerebro “que siente”.
La parte del cerebro “lluvioso” destaca lo negativo, mientras que nuestro cerebro “soleado” nos lleva hacia lo positivo. Por supuesto, ambos elementos son esenciales para una vida saludable y exitosa, y son los pesos y contrapesos en estos dos sistemas lo que al final te hacen a ti tú y a mí yo. En resumen, es nuestra mente emocional la que le da significado a nuestras vidas, poniéndonos de acuerdo en lo que realmente importa.
En la raíz de lo que cautiva nuestra mente emocional están dos conceptos polares opuestos: miedo y placer.
Estos motivadores biológicos ponen en marcha nuestros circuitos del cerebro lluvioso y soleado, que, a su vez, sustentan nuestras mentalidades pesimistas y optimistas. Estos sistemas del cerebro infunden nuestra mente con significado; nos hacen conscientes de lo que puede dañarnos; nos alertan sobre lo que podría salir mal; nos dirigen a lo que es bueno para nosotros y resaltan las alegrías y placeres de vivir". (....)

Lee toda la entrevista con Alain Fox sobre su libro en...AQUI


El optimismo es un arte que se puede aprender

La investigación científica está repleta de estudios que muestran que experimentar emociones positivas lleva a estados mentales y comportamiento que de forma indirecta preparan al individuo para enfrentar con éxito las adversidades. Se sabe, por ejemplo, que los optimistas viven hasta 10 años más y que basta un minuto de pensamientos negativos para que se altere hasta por seis horas la capacidad inmunológica del ser humano.
El asunto es que no escogemos ser optimistas o pesimistas. Ni siquiera tener vida más o menos placentera incide en que veamos el vaso medio lleno o medio vacío. Cada ser humano nace con un sello biológico que la sicología llama temperamento, el que -a diferencia de la personalidad- es inalterable. Y tener una mirada más o menos positiva frente a la vida es parte de ese temperamento.
Esto es lo que analiza la académica de la Universidad de Essex y especialista en Sicología Cognitiva, Elaine Fox, en su libro Cerebro lluvioso, cerebro soleado. En el texto describe cómo el optimista tiene un cableado neuronal distinto al del pesimista. Algo con lo que se nace y que las experiencias de vida no hacen más que reforzar esa condición.
Muy parecido a lo que alguna vez escribió el filósofo británico Bertrand Rusell: “Un optimista es un imbécil simpático y un pesimista, un imbécil antipático, porque ninguno sabe realmente lo que va a pasar”.
Si usted es uno de esos antipáticos, no se desanime. Es cierto que Fox desestima de plano que el “pensamiento positivo” pueda tener algún efecto real, pero sí plantea que existen algunas técnicas que pueden ayudar a los pesimistas a controlar su derrotismo, al modificar las conexiones nerviosas en su cerebro. (...)
El cerebro optimista
Existe una estructura en el cerebro esencial para entender las diferencias de las que habla Fox: el núcleo accumbens. Se trata de una pequeña pieza que forma parte de lo que se conoce como el cuerpo estriado ventral, clave en la interpretación y la búsqueda del placer. En esta área, además, es donde se produce la liberación de dopamina y opiáceos, que actúan en el sistema de recompensa. Y en los optimistas, es una zona particularmente poderosa. En ellos, también, las conexiones neuronales que unen esta área con la corteza prefrontal (encargada de la planificación, el razonamiento y la resolución de problemas) son mucho más fuertes.
Fox sugiere que esta puede ser una de las razones de la distinta forma de mirar el mundo de los optimistas, su “marca de fábrica”. No solo sienten una sensación de bienestar de base, también tienden frecuentemente a buscar placer y experiencias nuevas que se los proporcionen. Y en este intento es cuando encuentran soluciones, algo que -de paso- les otorga la certeza de que tienen el control de sus vidas. De que “si quieren, pueden”.
Por el contrario, los pesimistas, con conexiones neuronales más débiles entre el núcleo accumbens y la corteza prefrontal, son menos propensos a buscar nuevas experiencias y tienden a creer que las cosas malas les ocurren sin que ellos puedan controlarlas.
De hecho, algunos estudios con población general muestran una clara tendencia de las personas optimistas a sobreestimar el grado de control que tienen sobre las situaciones, mientras que los pesimistas estimarían de forma muy precisa su grado de control real. Una “ilusión de control” que contribuye, según la psicología positiva, a explicar por qué unas personas no se deprimen y otras sí.
El cerebro pesimista
Uno de los mayores hallazgos de Fox es que las personas con una visión más oscura de la realidad no son, en el fondo, más negativas, sino que simplemente tienen un cerebro que sobrerreacciona frente al miedo, lo que los hace más temerosos del entorno y, por tanto, más desconfiados de que las cosas buenas les ocurran.
En esto, la gran responsable es esa pequeña estructura cerebral encargada de procesar las amenazas, llamada amígdala. Es precisamente esta, parte del sistema más ancestral de nuestro cerebro, la que tiene una mayor activación entre las personas pesimistas.
Leer todo artículo en...http://diario.latercera.com/
Descargar artículo en pdf sobre  libro UNA MENTE FELIZ de Elaine Fox AQUÍ 
Prof. Elaine Fox: 'Rainy Brain, Sunny Brain' from The Lost Lectures on Vimeo.

Elaine Fox es un profesor de la psicología cognitiva y una voz líder en el estudio de optimismo :)) En este breve charla que discute cómo nuestros sistemas de miedo y sistemas de recompensa conectan con los centros superiores para dar forma a la forma positiva (o negativa) que percibimos la vida.
Ella usa la analogía de un río forjar un valle para describir cómo es que terminamos pensando de una manera determinada, y discute las maneras que podemos "cambiar" la forma en que pensamos el uso de algunos métodos bien establecidos

jueves, 1 de septiembre de 2016

+ EL PODER DEL LENGUAJE POSITIVA

Luis Castellanos y su equipo, expertos en neurociencia y lenguaje positivo, nos presentan un libro sobre el poder de las palabras en nuestro cerebro y cómo estas determinan el rumbo de nuestro pensamiento, actitud ante la vida e incluso salud y longevidad.

 Para los autores, “el lenguaje positivo es un conjunto de habilidades y competencias lingüísticas que nos permiten ver, entender y comunicar los aspectos favorables de los acontecimientos y nos impulsan para que podamos hacer que la historia de nuestra vida y la de la humanidad sea una buena historia”.


En este libro encontrarás las explicaciones basadas en hechos científicos que avalan el poder del lenguaje positivo para mejorar nuestras vidas, nuestra salud, nuestra productividad y nuestra felicidad. Se trata de investigaciones pioneras que cada vez con más fuerza acreditan que el lenguaje y las palabras que elegimos tienen una importancia vital respecto a la gestión de nuestras
emociones y sobre las decisiones que tomamos.

Desde esta novedosa concepción del lenguaje, Luis Castellanos y su equipo (Diana Yoldi y Jose Luis Hidalgo), expertos en creatividad, innovación, gestión de emociones y desarrollo personal desde una perspectiva neurocientífica, nos proponen también un plan en tres fases para entrenar nuestro lenguaje positivo con el convencimiento de que el uso inteligente de las palabras optimiza los resultados de nuestra vida y nos capacita para mejorar las relaciones con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea.

La ciencia del lenguaje positivo nos alienta a entrenar para, a través de las palabras, optimizar los resultados en cualquier ámbito. Se trata de una propuesta de la que todos podemos beneficiarnos y que, desde hace años, impulsa el desarrollo personal y el rendimiento profesional tanto a nivel individual como de equipo dentro de grandes empresas.








Conferencia "Reinventar el lenguaje - la palabra positiva como fenómeno": Luis Castellanos TEDxBarcelona VER VIDEO


Artículo Motívate a ti mismo con 10 palabras mágicas

1. Sí  2. Gratitud  3. Afortunadamente  4. Diversión  5. Juego  6. Maravilloso  7. Curiosidad  8. Camino  9. Admiración 10. Amor

sábado, 25 de junio de 2016

+ ENTRE TU Y YO, LA EMPATÍA

Vídeo interesantísimo sobre  la importancia de la empatía en los comportamientos sociales de La 2 RTVE





¿Cuál es el origen de la empatía? ¿marca nuestro destino? ¿dónde comienza? Son algunas de las preguntas que intenta resolver la película dirigida por Valeria Lumbroso en esta producción de Flair Production y la Televisión francesa. A lo largo del documental, los investigadores presentan muchas teorías sobre la relación y la función que cumplen la empatía y simpatía en la construcción de una sociedad. Dos conceptos relacionados que suelen confundirse y que no significan lo mismo.


Dimensiones de empatía

Los especialistas del documental ‘Entre tú y yo, la empatía’ describen que la empatía tiene al menos tres dimensiones.La primera dimensión la llaman ‘empatía emocional’ que reconoce las emociones del otro.
La segunda dimensión es la 'empatía cognitiva', que a parte de reconocer las emociones del otro, también comprende las razones de estas.
Por último, pero no menos importante, está lo que se llama el cambio de 'perspectiva emocional'. Esta dimensión cumple los dos conceptos anteriores y agrega la capacidad de estar en el lugar del otro sin estar dejar de ser uno mismo.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL DOCUMENTAL AQUÍ

viernes, 17 de junio de 2016

+ Cine y Música para vivir mejor

Vídeo del Curso de Cine y Psicología Positiva para el 9º Festival del Aprendizaje de Universidad Popular de Zaragoza presentado en el Centro Cívico Universidad el 16 de Junio del 2016



jueves, 16 de junio de 2016

+ GRACIAS POR LA PARTICIPACIÓN

"En los cursos de Psicología Positiva hemos resaltado la importancia de las expresiones de GRATITUD para mejorar nuestras vidas y también  contribuir al bienestar de los demás"
Por eso, al finalizar los cursos,  quiero devolver todas las muestras de  afecto  y agradecimiento expresadas por los/las participantes.....


MUCHÍSIMAS GRACIAS Y HASTA PRONTO....
"TODOS SEGUIREMOS APRENDIENDO"

"Fotos para el recuerdo" 
de despedidas de curso....

Comida de todos los  grupos de Psicología 
de C.C. Esquinas del Psiquiátrico (Delicias)


Comida Grupo Saber afirmarse LAS FUENTES

Cena Grupo Ansiedad y Estrés (Actur)


Algunos participantes del curso de Cine y Psicología 
(y amigas) después del Festival de Aprendizaje.

viernes, 3 de junio de 2016

+ LA MAGIA DE LAS "POSES PODEROSAS"

La misma Amy, imitando
a Linda Carter en su papel
de La Mujer Maravilla
Los psicólogos y neurocientíficos están cada vez más interesados en cómo ciertos movimientos corporales y poses pueden afectar nuestro pensamiento. Varios estudios sugieren que incluso podemos utilizar nuestros cuerpos para mejorar nuestra confianza y funcionamiento mental, y desempeñarnos mejor en el trabajo.


Al adoptar ciertas “poses de alto poder”, las personas pueden sentirse más poderosas, experimentar un incremento en la “hormona de la dominación” (la testosterona), algo que ocurre naturalmente antes de una competencia y después de una victoria, y una disminución de cortisol (la hormona del estrés), que eventualmente puede desencadenar enfermedades relacionadas con el estrés, como la hipertensión, según un estudio realizado por profesores en las Escuelas de Negocios de las Universidades de Columbia y Harvard, en Estados Unidos.




Un reciente estudio de la Universidad de Harvard, realizado por la investigadora Amy J.C. Cuddy, determinó que las personas se vuelven más poderosas, fuertes y “atrevidas” si realizan ciertas posturas corporales como poner las manos detrás de su cabeza. En contraste, dicha investigación determinó que otras poses que a simple vista parecen inofensivas pueden debilitarte… ¡en cosa de minutos!.



“Ésta es la primera demostración científica de que las posturas corporales pueden afectar a nuestra fisiología”, indicó Cuddy tras descubrir que posar los pies en en escritorio, entrelazar las manos en tu nuca y ponerte de pie mientras apoyas las manos estiradas sobre la mesa alimenta tu bienestar y te da energía, siempre y cuando lo hagas por a lo menos 2 minutos.



Seguir leyendo...



domingo, 15 de mayo de 2016

CANTAR.... PARA SENTIRSE BIEN!!!!

En esta entrada te propongo una SESIÓN DE KARAOKE para animar la activación de LAS EMOCIONES POSITIVAS. 

Carátula para "hacerte tu mismo"  TU KARAOKE PERSONALIZADO

El experimento consiste en lo siguiente: 
Antes de  empezar a cantar  pon una nota a tu estado anímico actual  (de 0 a 10) y después de cantar con pasión durante un rato las canciones que hayas seleccionado, vuelve a  evaluar tu emotividad y..... verás!!!.  

       Canciones para cantar(Karaoke-terapia)



Vivir mi vida Marc Anthony
Abba Mamma Mia 
Hoy puede ser un gran día J.M. Serrat 
Raffaella Carra – Fiesta 
Sergio Dalma - Bailar Pegados
A MI MANERA FRANK SINATRA  español 
Un beso y una flor Nino Bravo
Nino Bravo Libre
Mocedades - Eres Tu
COLOR ESPERANZA-DIEGO TORRES
Celebra la Vida
Himno de la Alegría - Míguel Ríos
José Feliciano - Qué será
DEJAME  LOS SECRETOS
Nacha Pop - Chica de ayer
La guardia - Cuando brille el sol
Gabinete Caligari - La culpa fue del cha cha cha
CAMINO SORIA-GABINETE CALIGARI
BIENVENIDOS de Miguel Ríos
Miguel Rios - El blues del autobus
TODO A PULMON Miguel Rios
La Flaca - Jarabe de palo
Andrés Calamaro - Flaca
La Camisa Negra - Juanes
AGAPIMU ANA BELEN
Pedro Navaja - Ruben blades
La bilirrubina - Juan Luis Guerra
BURBUJAS DE AMOR  JUAN LUIS GUERRA
SABOR A MI BOLERO
Con Los Años Que Me Quedan - Gloria Estefan
Voy A Pasarmelo Bien Hombres G
Que bonita la vida - Dani Martin
Los Inhumanos Que difícil es hacer el amor en un simca 1000
Karaoke Corazón partío - Alejandro Sanz
Vivir asi es morir de amor- Camilo Sexto
Sergio Dalma - Bailar Pegados
Víctor Manuel-Soy un corazón tendido al sol
Joan Manuel Serrat - Mediterraneo
Jorge Drexler - Todo Se Transforma
No puedo vivir sin ti - Coque Malla Los Ronaldos
Navajita platea - Noche de bohemia
No Dudaría - Rosario Flores
Soldadito marinero fito y los fitipaldis
A Quien Le Importa Alaska Y Dinarama
El Duo Dinamico Resistire
Coz - Las chicas son guerreras
GRACIAS A LA VIDA VOCES UNIDAS POR CHILE)
El Hombre del Piano
BESAME MUCHO
Sabor a Mi- PANCHOS
EL RELOJ KARAOKE BOLEROS
Julio Iglesias La vida sigue igual

martes, 10 de mayo de 2016

+ ENVEJECER CON SALUD

El Programa ENVEJECER  CON SALUD del  Instituto de Salud pública y laboral de Navarra propone una serie de materiales descargables sumamente PRÁCTICOS  para  "tomar buenas decisiones" en relación al cuidado de nuestra salud cuando nos vamos haciendo mayores. 

Visita http://www.navarra.es/


Envejecer es un proceso que puede ocupar una parte importante de la vida, con cambios lentos, graduales, diferente para cada cual.
En el envejecimiento influyen factores de todo tipo: biológicos, sociales, económicos, de salud, de género, educacionales… y también el modo de vida que se lleva y las decisiones que se toman.

Guía
Se trata de un material de 12 páginas que incluye recomendaciones y ejercicios prácticos. Se puede utilizar como guía de autocuidados o servir como material de apoyo para realizar actividades individuales o talleres grupales con personas mayores.




Folleto
40 páginas con información y reflexiones sobre el envejecimiento y los cuidados útiles en esta etapa, tanto físicos, mentales y emocionales como del entorno y la vida social.



PUBLICACIONES  de los Programas de Promoción de la Salud



                                                   Visitar AQUI PUBLICACIONES
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...